El Licenciados de Cáceres recurre a aulas prefabricadas para ganar espacio contra la covid
Español Valencià Català Gallego Euskera English
Noticias de actualidad y ultima hora. Noticias locales y regionales en <strong>Cáceres</strong> Cáceres

El Licenciados de Cáceres recurre a aulas prefabricadas para ganar espacio contra la covid

El Licenciados de Cáceres recurre a aulas prefabricadas para ganar espacio contra la covid viernes, 16 de octubre de 2020

La prevención contra el coronavirus ha obligado a echar a rodar ideas imaginativas que generan gastos abultados. La amenaza de la covid-19 ha empujado a los centros educativos a propuestas de todo tipo para que las clases se puedan desarrollar de manera presencial de manera segura. Con el espacio limitado, ha habido que arañar metros en zonas inéditas. El colegio concertado Licenciados Reunidos ha alquilado cuatro aulas prefabricadas que ha ubicado en una parte de las pistas polideportivas para dar cabida a alumnos de 2º de la ESO.

Este centro, gestionado por una cooperativa de profesores, ha tenido que hacer una inversión de casi 100.000 euros para el alquiler de estas clases durante todo el curso, según explica su director, José Francisco Álvarez, que recalca que decidieron tomar esta medida «para cumplir con las exigencias de los protocolos de la Consejería y poder mantener el horario diurno, sin recurrir a las clases vespertinas». La idea de alterar lo menos posible la vida de las familias es lo que hizo a la dirección decantarse por estos aularios. En centros públicos como los institutos Hernández Pacheco y Norba se decidió optar por turnos vespertinos, lo que generó un rechazo inicial por parte de algunos alumnos.

Mucho alumnado

Álvarez explica que cuando durante el verano se pusieron a organizar la vuelta a las clases se dieron cuenta de que no tenían espacio suficiente. Este centro, ubicado en la calle Londres, cuenta con tres líneas de 75 alumnos por curso y abarca desde Infantil hasta Bachillerato, por lo que el número de alumnos ronda los 1.300. «Estuvimos buscando soluciones y la que encontramos fue estas aulas prefabricadas que ya se utilizan en otras comunidades autónomas, en colegios de Madrid, Valencia o Cataluña y de una forma permanente además». Contactaron con una empresa madrileña e iniciaron los trámites. No se trata de simples container de obra, sino de estructuras a base de módulos y «perfectamente equipadas con aire acondicionado y calefacción», explica este docente. Cada una de ellas tiene una extensión de unos 70 metros cuadrados y da cabida a una veintena de alumnos. El mobiliario y las pizarras electrónicas las ha tenido que aportar el colegio.

Álvarez destaca que el esfuerzo económico que han tenido que hacer los cooperativistas ha sido grande. «Nos hubiéramos podido ahorrar las cuatro aulas poniendo a las clases de Bachillerato horario de tarde, pero no iba a ser una medida del agrado de nuestros alumnos y de sus familiares».

Este director quiere subrayar que como centro concertado no cobran nada a las familias como gasto de funcionamiento. «No hay cuotas voluntarias ni obligatorias como sí pasa en otros centros, es un esfuerzo que recae en los fondos del colegio, en los bolsillos de los cooperativistas.

Los centros educativos han tenido que estirar sus fondos para hacer frente a las medidas de prevención para evitar la expansión del virus entre la comunidad educativa. «La inversión por motivo del covid-19 está siendo grande, hemos tenido que contratar a más trabajadores de limpieza, comprar mascarillas y gran cantidad de gel hidroalcohólico». Las aulas las van a mantener hasta fin de curso. «Tendrían que cambiar mucho las cosas, y por ahora no parece que vaya a ser así», indica este director, que asegura que la medida que han llevado a cabo no ha sido adoptada en ningún otro centro de la región.

En la ciudad son varios los centros que han tenido que recurrir a aulas extra en espacios ajenos. Uno de ellos ha sido el Alba Plata, que utiliza el centro cívico Rodríguez Moñino. También el colegio Prácticas ha tenido que utilizar tres aulas del Instituto de Lenguas Modernas de la UEx. El centro concertado María Auxiliadora han optado por la instalación de mamparas en los pupitres para aislar a los alumnos.

 

Fuente: Hoy

Colaboran:Ayuntamiento de CáceresDiputación de CáceresJunta de Extremadura
PORTALES DE LA RED PORTALDETUCIUDAD.com
Condiciones de uso - Política de privacidad - Política de cookies